Aprender haciendo… algo más que un tópico

Cuando diseñamos un proceso formativo  solemos comenzar con un primer y único enlace que dice: Bien, ya he entrado y ahora … ¿qué hago?.

Al acceder a este enlace los estudiantes se encuentran, tras la bienvenida, con la descripción de las competencias a desarrollar, los objetivos de aprendizaje, programa,  orientaciones para un correcto seguimiento del proceso de aprendizaje, criterios de evaluación  etc.

Uno de los apartados de este primer acceso es la metodología que se utilizará en el proceso. En este apartado, en general, solemos indicar que será “activa, participativa basada en actividades de aprendizaje…. se trata, en fin, de aprender haciendo“. Evidentemente el desarrollo del proceso responde a este criterio.

Queremos resaltar la importancia del “aprender haciendo” frente al aprender oyendo o aprender leyendo. Por ello, cuando diseñamos un proceso de aprendizaje (una unidad de aprendizaje), siempre, tras definir claramente las competencias que se deben adquirir, fijamos los objetivos de aprendizaje correspondientes y diseñamos, en consecuencia, las actividades necesarias para alcanzarlos.

En este aspecto debemos tener clara la diferencia entre:

  • El diseño instruccional, que contempla la necesaria coherencia entre competencias a adquirir, objetivos de aprendizaje a lograr y actividades a desarrollar y,
  • Las actividades de aprendizaje reales que se presentan a los estudiantes para su realización a lo largo del proceso, de las que ya  hemos hablado.

Como resultado de un diseño instruccional coherente se presentan a los estudiantes las actividades de aprendizaje adecuadas para que logre un aprendizaje eficaz. Es en este apartado en el que debemos volcar todo nuestro esfuerzo para que cada una de las actividades contribuya de la forma más eficaz posible al logro de los objetivos de aprendizaje que permitan desarrollar las competencias previamente definidas.

En este punto se entra de lleno la necesidad de proponer de actividades basadas en el aprender haciendo ya que de esa manera se logra un mejor y más rápido aprendizaje.

En este contexto proponemos esta intesante entrevista a Roger Shank, en la que, en unos pocos minutos de vídeo, muestra la importancia del aprendizaje activo así como las causas, efectos  y dificultades con que actualmente se encuentra el sistema educativo para lograr un mejor y más eficaz aprendizaje.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: